Estamos renovando MisPueblos.es
En las próximas semanas tendremos una versión completamente renovada,
mientras tanto no publicaremos actualizaciones.
Disculpen las molestias.

Ore

Asturias - Asturias

NOTICIAS

Si quieres mantenerte informado de lo que ocurre en ORE, esta es tu página, puedes añadirla a tu sección de "Favoritos". No sólo encontrarás noticias de Ore, también te informamos de las localidades mas cercanas donde se vayan generando datos de interés.

Si quieres enviar NOTICIAS relacionadas con Ore puedes hacerlo. Recuerda que puedes complementar la información con una fotografía.

 

Restaurantes en Ore

Ore > Noticias

NUESTRAS SEÑAS DE IDENTIDAD

NUESTRAS SEÑAS DE IDENTIDAD

La historia de los pueblos nos fue trasmitida de forma oral desde la antigüedad: es lo que se conoce por tradición oral. Es como la recibimos de nuestros antepasados.
Todos los pueblos tienen una historia particular y es muy importante darla a conocer y poner en valor todo su contenido, porque, de lo contrario, parece que no la valoramos debidamente.
Pero nosotros vivimos en tiempos de cambios fulgurantes, con tecnologías en constante cambio, y podemos dejar constancia de nuestra historia de forma oral, escrita y con imágenes en movimiento. Ya lo hemos hecho poniendo nuestro pueblo en un reportaje de la Televisión del Principado de Asturias y también con una página en las redes sociales a través de Facebook.
Nuestra historia, la historia de OURE, (castellanizado ORE), se pierde en el tiempo. Comienza en la existencia de un castro en la cumbre del monte del mismo nombre; es el punto de partida de nuestro origen. Al estar sin escavar sin datar- no sabemos de qué fecha puede ser. Quizá serían los romanos quienes lo construyeron o, quizá los albiones, anteriores a los romanos, que también pisaron por aquí. Unos u otros, fueron, sin duda los primeros pobladores.
Los romanos, nos dejaron huellas de su estancia en estas tierras: restos de excavaciones mineras para la extracción de oro y hierro. Aún conservamos topónimos que les podemos atribuir como La Mina y La Ferreirona donde tendrían una ferreiría para transformar el mineral en utensilios. Ya no quedan vestigios, pero es que han pasado más de dos mil años&
En este pueblo también ha existido un cenobio, pequeño convento o monasterio con varios monjes que se dedicarían a la vida contemplativa, a la oración y al cultivo de la tierra. Existió hasta el siglo X, hace más de mil años.
Tampoco quedan restos ni sabemos de su ubicación aunque todo hace pensar que sería muy cerca de la actual capilla de Covadonga.
Más recientemente tuvieron gran importancia la explotación de las canteras de piedra, principalmente la conocida como la Canteirona, de la que se exportaron piedras para la construcción de edificios en toda la comarca y de lo que el pueblo se beneficiaba económicamente.
Nuestros antepasados nos dejaron un importantísimo legado etnográfico de hórreos y paneras -cerca de 50-, al que damos poco valor. Otros pueblos con menos cantidad se dan mucha importancia. También nos dejaron arcos de piedra, pozos de agua, fuentes&fornos de cocer el pan& Un gran valor&de cientos de años de trabajos. Pero se ha destruido y perdido mucho patrimonio por infravalorarlo.

También tenemos otro valor etnográfico por su tradición y popularidad: La Cruz, La Cruz de Ore, en torno a la cual existe una interesante leyenda popular. Es una seña de identidad.

Nuestra forma de hablar bable occidental con importantes aportes del habla vaqueira- , la gastronomía, las fiestas, el paisaje, el paisanaje, son otros valores. Podemos profundizar en el origen del nombre; ORE es único, no solo en Asturias, sino es España.

martes, 30 de diciembre de 2014 a las 17:54

 

ORE: Los orígenes del pueblo

ORE: Los orígenes del pueblo

Desde el principio de la humanidad, cada pueblo y cada individuo, han pretendido investigar sus orígenes, intentando conocer su historia, sus raíces. Este mismo impulso, es el que nos ha movido a bucear en los escasos legajos de los que disponemos para intentar despejar algunos interrogantes. No hemos pretendido reconstruir la historia de nuestro pueblo, porque elaborar la historia de un lugar supone una importante y dura tarea sólo asequible a los expertos. Además, en el caso de un pequeño pueblo como el nuestro, es aún más difícil. No poseemos ni siquiera un mínimo de documentos escritos para que a modo pilares de un puente, puedan servir de base para reconstruir la estructura del mismo. Hemos investigado someramente en escasos documentos dispersos de manera intermitente, a lo largo de varios años, hasta ir confeccionando estos sencillos apuntes que sin duda servirán de guía para que otros continúen el camino ya iniciado.
El mejor conocimiento de los hechos acaecidos a nuestros ancestros nos ayudará a afianzar nuestra cultura y personalidad. Este conocimiento del pasado nos ayudará a entender mejor el presente y a planificar mejor el futuro. Tratamos de evocar una serie de recuerdos del pasado, que nos sirvan de referencia para el futuro. Investigamos nuestra historia, pues de todos es sabido que quien olvida su historia está condenado a repetirla. Aprendamos de ella para intentar evitar errores en el futuro...

Los orígenes del pueblo de ORE, se remontan probablemente a los tiempos de la conquista romana. Dado lo tardía que tuvo lugar esta conquista en el norte de la Península, se puede calcular el mismo entre los siglos I y II. No obstante existen vestigios de asentamientos humanos más antiguos: El Castro.
Se sabe que durante unos seis siglos hubo población nómada recorriendo la zona. Eran los pésicos, una fracción de los astures trasmontanos de origen celta, que habitaron nuestras tierras antes de la llegada de los romanos.
Los primeros asentamientos fijos conocidos son los castros. Son asentamientos fortificados. Estaban formados por fosos, muros de piedra, cabañas& Nuestros primeros pobladores quizá fuesen los habitantes del Castro y se supone que fueron gente de de la tribu de los pésicos.
Es el vestigio de asentamiento humano más antiguo que tenemos. El castro es seguramente el origen de nuestro pueblo actual.
Sus habitantes vivían preocupados por defenderse de constantes peligros entre sí. Se organizaban en comunidades autárticas que competían entre ellas por los recursos más indispensables: la caza, las tierras cultivables, la madera, los yacimientos minerales, etc. Nuestros primeros antepasados pertenecerían a los pueblos pésicos, de origen celta. Se supone que los pésicos fueron los primeros habitantes del castro.
El profesor J.M.González, de la Universidad de Oviedo. Sostiene que, según sus estudios, los castros de esta zona, pertenecen a la tribu de los pésicos. Se refiere a los castros existentes en Canero, La Montaña, Luarca, Otur, Trevías, Carcedo, Paredes, Ore,&
En esa época no teníamos nombre geográfico, éramos un territorio indefinido, muy escasamente poblado porque el terreno era muy boscoso y el clima muy inhóspito y no existían refugios naturales suficientes para que grupos amplios de pobladores pudieran sobrevivir.
Así estábamos cuando llegaron los romanos&
Los romanos invadieron estas tierras alrededor del año 0, cuyo principal interés era la presencia de yacimientos de oro siguiendo la veta de cuarzo aurífero que discurre desde León hasta el mar Cantábrico.
Cabe pensar que a su llegada, los romanos sometieron a los pobladores existentes entonces, hombres y mujeres de la tribu celta de los pésicos, y los utilizaron como mano de obra en las explotaciones mineras. Seguramente en ese momento es cuando se empieza a poblar la zona baja del valle, donde terminaron fusionándose pobladores e invasores, dando lugar al pueblo de ORE como tal. Entre los siglos I y V la población fue incrementándose muy lentamente.
Los romanos dejaron huellas de su paso, basadas principalmente, en la explotación de dos recursos metalíferos: el Oro y el Hierro. Aunque ya son poco visibles existen lugares con denominaciones sugerentes como La Mina, La Ferreirona y El Calión.
En La Mina quedaron signos evidentes de excavaciones mineras; en La Ferreirona habrían instalado una ferreiría de la que aún se conservan restos de mineral fundido. En El Calión, lugar de abundantes manantiales de agua hoy perdidos-, lo utilizaban para el acopio de agua necesaria para lavar la tierra y extraer el oro por el método del derrumbe, igual que para el mineral de hierro. La balsa de agua vaciaba sus aguas al rio Chourín. No quedan vestigios de esta actividad.
La romanización dio lugar a la modernización de la vida, así como a la adopción de la religión cristiana y el idioma, que en su mezcla con la lengua que hablaban los antiguos pobladores dio lugar al bable de la zona occidental.
Con el fin de la dominación romana, y la llegada de los pueblos godos, la Iglesia paso a tener un papel protagonista en la vida de los pueblos, y ORE no iba a ser menos. Las tierras pasaron a pertenecer al Monasterio de Corias. En el Registro de ese Monasterio es donde encontramos la primera referencia escrita sobre ORE, donde un texto dice: De Aurum. Por términos de AURE es uno de los linderos señalados al coto de Corias en la permuta con el Rey Bermudo III. In Aure dio el Conde Piniolo a Corias, según la dotación fundacional, dos tercios de Villaponti
Con total certeza se refiere a Ore, afirma el profesor Antonio C.Floriano de la Universidad de Oviedo.

Obviando las discutibles interpretaciones sobre el origen y significado del nombre del pueblo, podemos afirmar que el primitivo núcleo de Ore existía ya en fechas anteriores al siglo X, época en que se produce la creación de las villas feudales, con la consiguiente fijación del hábitat, intensificación agrícola y la creación de terrazgos estables, aunque la primera mención histórica que habla sobre ello, la encontramos en el Libro de Registro del Monasterio de Corias
En el año 1.028 el Conde Piniolo Jiménez y su mujer, doña Aldonza, fundan el Monasterio de Corias en Cangas del Narcea.
En 1.032, el rey Bermudo III y el Conde suscriben un documento por el que éste entrega al Rey heredades y castillos a cambio de que el Monasterio de Corias sea libre de servidumbres a la Corona. A causa de esto, es cuando aparece la referencia en el Registro de Corias diciendo que por términos de Aure es uno de los linderos&
Era práctica habitual del Monasterio de Corias que recibía una tierras como donación de particulares, y les concedía otras distintas en préstamo.

sábado, 22 de marzo de 2014 a las 21:51

 

ORE. Introducion

ORE. Introducion

Ore, como el resto de los pueblos de su entorno, no ha tenido la importancia histórica suficiente, como para distinguirse al menos documentalmente. Aquí hacemos solamente una recreación histórica de lo que ha podido ser el devenir a lo largo de los primeros siglos de su existencia. No hay protagonistas individuales, pero la realidad no habrá diferido mucho de lo que exponemos.

Hasta llegar a fechas con evidencias históricas, esto es, escritas, el origen del pueblo se pierde difuminándose en la niebla de los siglos anteriores e incluso posteriores a la romanización, de los que carecemos de documentos. Estos estarán sepultados entre miles de legajos y no salen a la luz de la investigación por la poca importancia o el poco interés que para los investigadores tiene un pequeño pueblo.

Los testimonios más antiguos de la presencia del hombre en nuestro pueblo son los restos de un castro en la cima del Monte el Castro. Es un asentamiento fortificado compuesto por muros, fosos, túneles, etc. utilizado para hábitat humano de la conocida como cultura castreña.

Quizá fuesen los primeros pobladores. No se puede dar una fecha exacta para los inicios del poblamiento de este castro, por carecer de una excavación arqueológica que pudiera datar la fecha de su origen. Quizá fuesen los pésicos, pueblo que se estableció por estas tierras en tiempos prerromanos, o quizá fuesen los romanos durante su dominación posterior. El castro, por su emplazamiento privilegiado, pudo tener gran importancia estratégica para controlar una amplia zona. Es posible que sirviera de atalaya para la comunicación con otros castros del entorno.

Nuestros lejanos antepasados no dejaron testimonios de sus hábitos, costumbres y trabajos que realizaban y como los realizaban.

Hay que suponer que tenían escasos medios y que la mayoría no sabría leer ni escribir. A partir de nuestros tatarabuelos, ya empezamos a encontrar escrituras y documentos privados. Pero nada sabemos de la procedencia de nuestro pueblo, del porqué de su nombre, quien lo pobló, etc.
Se sabe que diferentes tribus identificadas como albiones, ligures, ambrones o pésicos corretearon por estas tierras. Más tarde los romanos. Todos ellos dejaros huellas de su presencia, surgiendo aquí y allá, castros, sepulcros y viejas explotaciones mineras de hierro, oro o cobre a flor de tierra. Los minerales marcaron el origen de la comarca y dieron nombre a muchos pueblos. Pero, aun así, la historia se diluye en sombras hasta, prácticamente, el siglo III después de Cristo.
Por ello, nosotros, que nacimos en este pueblo, no queremos olvidar nuestro pasado, eminentemente agrícola, y antes de que se pierda nuestra memoria y la memoria de nuestros mayores y, casi corremos el peligro de llegar tarde, queremos indagar lo posible para satisfacer nuestro deseo de conocimiento y dejar constancia a las generaciones futuras.

Hemos perdido una generación, que nos podía haber aportado bastantes datos; tenemos muy pocas fuentes de información, muy pocos relatos de nuestras abuelos/as, pero si podemos recoger todavía recuerdos que están a punto de desaparecer: tradiciones de hace muchos años, topónimos que se han quedado sin utilidad, las distintas labores que se realizaban a lo largo del año, y muchas otras cosas.

Con este trabajo queremos materializar la muestra viva de las labores cotidianas, de la gastronomía, las creencias y las tradiciones de nuestros antepasados; muchas se han perdido, otras las hemos vivido y algunas, muy pocas, aún perviven.

Es un recuerdo, nostálgico, al modo de vida, las tradiciones y las costumbres de un tiempo pasado y como nuestros antepasados aprovechaban los pocos recursos de los que disponían, tiempo que siempre se recuerda como feliz a pesar de las penurias y estrecheces que pasaron.

Con esta recopilación de imágenes y recuerdos, queremos decir y enseñar que en otros tiempos, más o menos lejanos, nuestras gentes, nuestros ancestros, trabajaban duramente, se divertían, construían, celebraban o se desplazaban de otras formas y maneras pero que, en lo esencial, perseguían lo mismo que nosotros: recibir el legado de nuestros mayores y, mejorado y ampliado, ponerlo a disposición de nuestros hijos para que ellos continúen el lógico progreso que toda obra humana debe conllevar.

Cada vez la naturaleza, los trabajos de antaño, las tradiciones y las costumbres, se encuentran con nuestros orígenes semi-olvidados en la bruma del tiempo; los de más edad, aun recordamos los tiempos vividos en el ámbito rural, donde trabajamos la tierra en faenas que desafortunadamente o no- ya no se realizan o han caído en el olvido.

El contacto diario con la tierra y sus productos, así como con los animales domésticos, están siendo imágenes que se convierten en algo del pasado, cada vez más difíciles de conseguir.

Desde el punto de vista de personas con una cierta edad que, en tiempos, vivimos inmersos en la vida agrícola y ganadera familiar, resulta increíble escuchar que hay muchos niños para los que es una sorpresa enterarse de la procedencia de los huevos o la leche y relacionarlos con los animales que los producen; no saben nada de sus costumbres, ni de su utilidad, ni que decir tiene de los modos de vida y costumbres de sus antepasados.

Pretendemos contribuir a que no se pierdan en el tiempo, y dejar constancia del modo de vida, las tradiciones y las costumbres rurales de nuestro pueblo.

Recordar nuestros orígenes nos ayuda a no olvidar quien somos.

sábado, 22 de marzo de 2014 a las 21:49

1
Tienes mas noticias cerca de aqu�, en Muñas de Abajo, Brieves y Pena.

Página generada el jueves, 11 de agosto de 2022 a las 7:37:40
© Mis Pueblos, S.R.L. 2006. Todos los derechos reservados. info@mispueblos.es - AVISO LEGAL - QUIÉNES SOMOS - ANÚNCIATE