Verin

Orense - Galicia

NOTICIAS

Si quieres mantenerte informado de lo que ocurre en VERIN, esta es tu página, puedes añadirla a tu sección de "Favoritos". No sólo encontrarás noticias de Verin, también te informamos de las localidades mas cercanas donde se vayan generando datos de interés.

Si quieres enviar NOTICIAS relacionadas con Verin puedes hacerlo. Recuerda que puedes complementar la información con una fotografía.

 

Restaurantes en Verin

Verin > Noticias

ALIMENTOS NAVIDEÑOS

ALIMENTOS NAVIDEÑOS

La campaña de la Gran Recogida, que durante el pasado viernes y ayer sábado se desarrolló en distintos puntos de la geografía ourensana, se ha marcado el reto de alcanzar los 95.000 kilos de alimentos, "aunque sabemos que será una meta difícil", señala Cecilio Santalices, presidente del Banco de Alimentos de Ourense, organización promotora de estas dos intensas jornadas.

Esta iniciativa, que acumula ya cinco ediciones, "siempre ha ido aumentando la cantidad de aportaciones y esperamos que este año no resulte menos". Eso sí, matiza que ese reto de los 95.000 kilos "es no sólo con lo que consigamos con estos dos días de la "Gran recogida", sino también con lo que nos aportan a titulo particular las empresas de la provincia a lo largo de este mes". Una ayuda que, recuerda, es muy necesaria para distribuir alimentos a lo largo de todo el año entre las familias necesitadas de Ourense.

Voluntarios
Pieza esencial de esta campaña son los voluntarios "que este año han estado en torno a los 350 repartidos por la práctica totalidad de supermercados de Ourense", señala Santalices.

Añade que para esta Gran Recogida "hemos estado trabajando desde el pasado mes de febrero, organizando la cartelería, los petos, los equipos... pero vale la pena".

domingo, 03 de diciembre de 2017 a las 12:36
Enviado por LA REGIÓN

 

PRIMERA NEVADA

PRIMERA NEVADA

Las primeras nevadas de la temporada se asomaron ayer a la provincia de Ourense, de forma débil en Cabeza de Manzaneda, donde nevó por espacio de casi dos horas. "Estuvo nevando hasta las 12 del mediodía y después empezó a llover", explicaba ayer Gustavo Sanmartín, gerente de la estación de montaña, quien asegura que "todo está preparado" para abrir en la semana del puente de la Constitución. "Ahora necesitamos que nieve más y se consolide, aunque la previsión de lluvias no nos favorece", resalta.

La mañana de ayer volvió a caracterizarse por las bajas temperaturas, en la que precisamente Manzaneda marcó el valor más bajo de toda Galicia, con 4,6 grados bajo cero. Para los próximos días se espera que vuelvan a descender los valores mínimos por la ausencia de nubes y regresarán las heladas generalizadas.

En la montaña de Ourense, más allá de Manzaneda, aunque hizo frío para nevar, los copos caídos fueron "poco significativos", según Meteogalicia, dejándose notar la primera nieve del otoño en la Serra do Suído, en zonas altas de Avión y Beariz. Las temperaturas bajas se repartieron por la provincia, con valores de -4 grados en Carballeda de Valdeorras y -3 en municipios como Verín, Leiro y Calvos (que el jueves llegó a -9 grados).

La llegada de lluvias débiles contribuyó, según Meteogalicia, a que las temperaturas no fueran tan frías como en días anteriores. Durante el día de hoy, la cota de nieve comenzará la jornada alrededor de los 900 metros y subirá hasta los 1.100 metros por la noche.La provincia amanecerá con bancos de niebla para quedar con los cielos poco nublados o despejados el resto de la jornada. Las temperaturas mínimas sufrirán un ligero descenso, con formación de heladas, mientras que las máximas quedarán sin cambios .

LÍDERES EN LLUVIA
La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) destacó ayer las precipitaciones acumuladas del 22 al 28 de septiembre en España, lo que contribuyó a mejorar en cinco puntos el déficit acumulado. Aemet destacó el observatorio de Ourense como el segundo con más agua acumulada esa semana, con 56 litros por metro cuadrado, solo por detrás de Morón de la Frontera, con 70 l/m2.

CHMS exige planes municipales antisequía
La Confederación Hidrográfica del Miño- Sil (CHMS) exigirá a los ayuntamientos de más de 20.000 habitantes de la cuenca, entre los que, además de Ourense, están Ponferrada, Lugo y Ponteareas, que "adapten" sus planes municipales de emergencia ante situaciones de sequía, tal como establece la Ley del Plan Hidrológico Nacional, en los que se tengan en cuenta las medidas previstas en los planes especiales de actuación en situaciones de alerta y eventual sequía.

El presidente de la CHMS, Francisco Marín, lo trasladó así ayer a los responsables de los municipios y el Consorcio de Augas do Louro, en una reunión mantenida en la sede del organismo en Ourense para coordinar las actuaciones para paliar los efectos de la sequía. Marín pidió a los responsables municipales que redacten o adapten sus planes municipales de emergencia ante situaciones de sequía, en este caso, atendiendo a lo recogido en el Plan Especial de Alerta y Eventual de Sequía.

domingo, 03 de diciembre de 2017 a las 12:34
Enviado por LA REGIÓN

 

CASO METÍLICO

CASO METÍLICO

Era el 1 de diciembre de 1967. La Audiencia de Ourense, situada entonces en el actual Pazo Provincial, iba a ser escenario de la actuación judicial más importante desde la Causa General de la Guerra Civil. Así lo atestiguaba el interés social y mediático, con periodistas desplazados desde Madrid para cubrir el juicio y numeroso público haciendo fila a la espera de que se abriera la sala de vistas.

Atrás quedaban cuatro años de investigaciones por parte del fiscal Fernando Seoane y del juez José Cora, que permitieron sentar en el banquillo a once personas, diez de ellas acusadas de un delito contra la salud pública, y una, de encubrimiento. La prensa de la época los bautizó como “los licoreros de la muerte”, pero aquel juicio, con sus condenas de 120 años de cárcel y sus responsabilidades millonarias, resultó ser un trámite, algo que había que enjuiciar y baremar “por ley”, pero poco más. Los muertos fueron enterrados con veneno en sus entrañas y allí se quedaron, solos con sus lápidas, mientras los ciegos, obligados a aprender a golpes por las esquinas, malvivieron desterrados en su prisión de oscuridad esperando una indemnización que nunca llegó.

Así que hoy, cinco décadas después de aquel juicio, los hijos y nietos del metílico y el recuerdo de los envenenados es todo lo que queda de aquella vergüenza letal.

El principal acusado, Rogelio Aguiar, un bodeguero que regentaba junto a su esposa, María Ferreiro, un modesto establecimiento de elaboración de bebidas alcohólicas en el barrio de A Ponte, fue el blanco de todas las dianas nada más abrirse la sesión. La estrategia estaba clara: todos contra Aguiar, incluso su propia esposa. Las defensas, en un intento de convencer al tribunal de que los demás imputados habían sido víctimas de un engaño, cargaron contra él. Lo acusaron de vender por bueno y a mitad de precio alcohol para elaborar bebidas. Lo intentaron, pero no lo consiguieron.

Desmedido afán de lucro
Desde la cuna del veneno, según determinó la sentencia, Rogelio Aguiar, llevado por un desmedido afán de lucro, puso en marcha un negocio sin competencia. Para ello contactó en Madrid con Casa Aroca, a la que compró 33.712 litros de alcohol isopropílico y unos 75.000 litros de metílico, con el propósito de revenderlos puros, rebajados o mezclados con otras sustancias. Como el primero no ofreció los resultados deseados, optó por el metílico, a pesar de que el suministrador hizo constar en sus envíos: "Mercancía no apta para el consumo de boca". El metílico era veneno puro. Se empleaba para fabricar barnices, pinturas y combustible de aviones.

Pero eso a Rogelio Aguiar no le importaba. Sin ningún tipo de control, los cargamentos de metílico llegaban a Ourense casi siempre de noche, y en su bodega realizaba las mezclas antes de suministrárselo a sus clientes, un trabajo en el que le ayudaba su esposa, quien dirigía el negocio durante sus frecuentes ausencias.

De esta manera, ambos lanzaron al mercado productos metilizados a partir del año 1962. El buen aspecto y el sabor de los licores favoreció el engaño de taberneros y expendedores de alimentos, quienes, en su ignorancia, hicieron llegar las bebidas a los consumidores. Las consecuencias (oficiales) fueron: 51 personas muertas y 9 ciegas o con lesiones irreversibles.

Cuando se enteró por la prensa de las primeras muertes —ocurridas en Haría (Lanzarote), en marzo de 1963— Aguiar hizo desaparecer las facturas que podían incriminarlo. También intentó que el gerente de Casa Aroca declarase que le había vendido menos metílico del que en realidad le sirvió, a lo que el industrial madrileño se negó.

Mientras en Lanzarote una joven farmacéutica, Elisa Álvarez, descubría que algunos vecinos morían envenenados por tomar aguardiente en las tabernas, en Cea el médico José Seijo asistía a pacientes que fallecían a las pocas horas tras sufrir dolores abdominales, vómitos y una súbita ceguera, provocada, como luego se supo, porque el metílico les quemaba el nervio óptico.

La tragedia era ya imparable. La alarma social en forma de pánico y quiebra económica no tardó en instalarse en la sociedad. Se cerraron bodegas y bares, y Ourense fue sinónimo de muerte, con bromas de mal gusto en algunos medios de Madrid que dibujaban el Puente Romano surcado por una calavera.

Decomiso inmediato
El fiscal y el juez se implicaron al máximo para que el decomiso de las bebidas metílicas se extendiese a toda España de inmediato. De esta forma, en pocas semanas se intervinieron miles de litros de aguardiente, ron, ginebra, licor café y licor de hierbas, que se apilaban en garrafones en los centros de análisis improvisados ante tal avalancha. Barcelona, Madrid, Galicia, País Vasco, Valencia, El Sáhara e incluso Nueva York fueron algunos de los lugares donde se interceptaron cargamentos con licores metílicos. Y al mismo tiempo, muchos bodegueros honrados intentaban mantenerse a flote publicando anuncios en los que proclamaban la excelencia de sus productos, pero pocos lo consiguieron.

Y así transcurrieron cuatro años, con los acusados durmiendo en la prisión provincial y los ciudadanos en vela por el temor de saberse a una sola copa de distancia de la muerte si, inconscientemente, consumían la bebida envenenada.

Las pistas de Canarias y Cea permitieron a las autoridades desandar el camino recorrido por el metílico, inculpar a Rogelio Aguiar, su esposa, un abogado amigo suyo y ocho bodegueros, y poner al descubierto la trama con la que habían adulterado el mercado de bebidas alcohólicas. Todos serían condenados a penas de entre 1 y 20 años de cárcel y al pago de indemnizaciones millonarias que nunca se llegaron a abonar.

La sentencia se leyó en audiencia pública el 27 de diciembre de 1967, una semana después de terminado el juicio. Eran 28 folios. La tesis del fiscal Fernando Seoane se respetó al pie de la letra. Dos años después, el Tribunal Supremo dictó sentencia firme y su fallo apenas modificó la resolución de la Audiencia de Ourense.

Al poco de emitirse los mandamientos de ingreso en prisión, los abogados de los procesados solicitaron sendos indultos, y en algunos casos se concedieron. De esta forma, varios de los condenados con penas superiores a los diez años verían reducida su permanencia en prisión a tan solo cinco o seis años.

Atrás quedaban años de presidio en El Dueso, Herrera de la Mancha, Pamplona y Ourense. Por fin, los condenados habían saldado sus cuentas con la Justicia. Todos menos uno, que ni siquiera llegó a pisar la cárcel después del juicio; mejor dicho, una. La única mujer sentenciada en esta causa: María Ferreiro, la esposa de Rogelio Aguiar. Pocos días después del juicio abandonó Ourense y viajó a París, donde permaneció durante años. En el verano de 1975 fue identificada y detenida en un control rutinario de la Guardia Civil en la frontera de Hendaya, pero el delito ya había prescrito, así que regresó a España y siguió disfrutando de su libertad.

En esta historia de dinero, veneno y muerte hubo avaricia, falta de control por parte de las autoridades, y hasta un Estado que se sacudió las responsabilidades una vez conocida la tragedia. Daba igual… Con un rey llamando a la puerta; con Franco y Carrero Blanco muertos, y con muchos de aquellos abogados de Estado, ministros con cartera y subsecretarios pasando a mejor vida, profesionalmente hablando, ¿qué mejor que olvidarlo todo —como ocurrió durante casi treinta años— dejando a los muertos en su muerte y a los ciegos en su túnel?

Sin embargo, el destino quiso regalarnos un paradójico recuerdo: la contraetiqueta de una de las botellas con licor envenenado que se comercializó en aquella época. En ella podía leerse en un poema de Rosalía de Castro: "Adiós ríos, adiós fontes;/ adiós regatos pequenos;/ adiós vista dos meus ollos,/ non sei cando nos veremos".

Quizás nunca lleguemos a saber cuántas víctimas provocó el Metílico. Puede que miles, como sostenía el fiscal Seoane. Pero lo que es innegable es que esta tragedia debemos tenerla siempre presente, precisamente, para que nunca más regrese; para que la sociedad jamás vuelva a destilar rabia, impotencia y tristeza, como ocurrió hace 50 años por culpa de unos desaprensivos que, sin querer ser asesinos, mataron la confianza y convirtieron un negocio en un repugnante crimen.

domingo, 03 de diciembre de 2017 a las 12:32
Enviado por LA REGIÓN

 

OPINION DE ANSON

OPINION DE ANSON

JULIO IGLESIAS DE USSEL SOBRE EL CABALLO DESBOCADO DE LA FELICIDAD

Julio Iglesias de Ussel ocupa un lugar destacado en el mundo intelectual español. Académico de Ciencias Morales y Políticas, catedrático de Sociología en la Universidad Complutense de Madrid, escritor de limpia prosa, autor de varios libros incuestionables, publica ahora, en colaboración con media docena de especialistas, La felicidad de los españoles. La Universidad, me dijo Das Gupta en lección peripatética sobre el césped de la Rabrindanath Tagore de Calcuta, consiste sustancialmente en la continuidad de la ciencia. El profesor universitario debe dedicar su mejor tiempo a la investigación. Y Julio Iglesias de Ussel deja una obra de investigación sociológica de ancha profundidad.

En colaboración con Rebeca de Juan, Mariano Rojas, Gayle Allard, Jesús M. de Miguel, José Atilano Pena, José Manuel Sánchez Santos, Francisco Mochón, Jorge Guardiola y Elena Cachón, el profesor Iglesias ha puesto en pie un ensayo cargado con un formidable equipaje de datos, cifras, encuestas y cuadros esclarecedores. La idea de Schweitzer de que la felicidad consiste en buena salud y mala memoria no cuadra con Iglesias Ussel, que aporta el recuerdo de largas experiencias y tenaces investigaciones. Cuando visité, auspiciado por el Father Jim, el padre Jiménez, la capital de Bután, Timbu, me sorprendió algo que se recoge en el libro: Jigme Singye, rey de aquel país diminuto y bellísimo, refugiado en las faldas del Himalaya, abdicó en su hijo Jigme Khesar, el cual, en 2006, menospreció el PIB, Producto Interior Bruto, y creó el FIB o Felicidad Interior Bruta. Y lo estableció bajo la idea del budismo hinayaniana: “La felicidad no consiste en tener mucho sino en desear poco”.

En este libro, La felicidad de los españoles, se ahonda en las cuestiones más diversas de nuestra vida social. Se desarrolla un estudio científico de la felicidad. Se compara la de España con la de los otros países europeos. Se analiza la situación económica y su repercusión en los niveles de felicidad. Se aborda la educación como generadora de satisfacción. Se destaca la importancia de la familia. Se desmenuza la situación laboral. Se relaciona la felicidad con el ambiente social y con las normas establecidas. Se pregunta si es posible mantenerse feliz en tiempos de crisis.

Encuestas científicamente realizadas, sin connotaciones políticas ni exclusiones ideológicas, dan respuesta a todas estas cuestiones con conclusiones en muchos casos sorprendentes y aleccionadoras. No se tropieza el lector en este libro con situaciones personales, elucubraciones mentales, ligereza en las proposiciones. Todo son datos, cifras, estudios, investigaciones…

En mi opinión, hay una espina entre tantas rosas. Al analizar la estructura y el cambio social, se llega a una conclusión que no comparto hacia la religiosidad católica. Mi experiencia me dicta lo contrario. Sobre todo en las clases desfavorecidas, el sentido espiritual y la práctica religiosa contribuyen a hacer más felices a las personas. Así lo indica Juan Pablo II en la Sollicitudo rei socialis. Y como afirma el profesor Helliwell, “las personas que tienen sentimientos religiosos son, por lo general, más felices que las no religiosas”. No importa el tipo de credo o religión que se practique. Sé que la experiencia personal significa poco ante los estudios sociológicos de investigación pero tal vez no estaría de más replantear el cauce por el que transcurren las preguntas y resolverlas en un tubo de ensayo diferente. El anillo de Polícrates significa siempre la ida y la vuelta. Hay que ser felices en voz baja, como enseña la palabra, el Verbo que se hizo carne y habitó entre nosotros.

Gran libro, en fin, La felicidad de los españoles. Imprescindible para entender la realidad de la España actual después de cuarenta años de democracia pluralista plena. Las fantasías de otras épocas dictatoriales, en fin, nada tienen que ver con un ensayo como éste, construido desde la libertad y el rigor científico.

Luis María ANSON
de la Real Academia Española

domingo, 03 de diciembre de 2017 a las 12:30
Enviado por Luis María ANSON

 

OBRAS DE TEATRO EN LA FORTALEZA

OBRAS DE TEATRO EN LA FORTALEZA

La fortaleza de Monterrei acaba de unirse al grupo de elementos patrimoniales que han escogido la fórmula de las visitas teatralizadas para dar a conocer su riqueza arquitectónica e histórica de manera regular. El castillo de Monterrei será escenario, durante seis días del próximo mes de diciembre, de otras tantas representaciones lúdicas que intentarán mostrar los encantos del monumento desde una perspectiva histórica que trasladará a los participantes cuatro siglos atrás.

La iniciativa, que tendrá continuidad en los próximos dos años, nace en virtud del convenio que el Concello de Monterrei firmó el pasado mes de agosto con la Axencia de Turismo de Galicia, por el que recibirá un total de 127.000 euros en las tres anualidades, correspondiendo los 27.000 primeros a los últimos cuatro meses del 2017 y el resto a distribuir de manera alícuota entre los dos años siguientes.
Las visitas programadas para el próximo mes de diciembre tendrán dos públicos bien diferenciados. Comenzarán por el infantil los días 5, 11 y 12, para las que ya no quedan plazas disponibles al estar limitada cada una de las representaciones a un máximo de 30 personas. Los adultos podrán inscribirse de manera gratuita en el número de teléfono 988.41.80.02 y accederán así a la posibilidad de visitar y recorrer la fortaleza de Monterrei, desde las siete de la tarde de los días 23, 29 y 30.

José Luis Suárez Martínez explicó en el momento de la presentación, acompañado por un figurante de la compañía adjudicataria de la organización de las visitas y de responsables de la misma, que "neste ano quixen que nestas teatralizacións tiveran un importante protagonismo os rapaces, non só de Monterrei, senón tamén do resto da comarca, porque temos que lle dar a coñecer esta riqueza patrimonial, e que mellor instrumento para facerlo que este tipo de visitas", señaló.

domingo, 03 de diciembre de 2017 a las 12:28
Enviado por LA REGIÓN

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 >
Tienes mas noticias cerca de aquí, en Monterrey, Rasela y Queizás.

Página generada el miércoles, 13 de diciembre de 2017 a las 8:21:42
© Mis Pueblos, S.R.L. 2006. Todos los derechos reservados. info@mispueblos.es - AVISO LEGAL - QUIÉNES SOMOS - ANÚNCIATE